900 730 004

Llamada gratuita

Entradas recientes
Categorías

Arrugas faciales: plan para combatirlas!

El paso del tiempo va dejando huellas y una de las más evidentes es el cambio en la piel de nuestro rostro. Las modificaciones da nivel cutáneo son constantes y se acentúan década tras década. Los cuidados deben empezar desde bien temprano: los especialistas recomiendan a partir de los 20 años. Sin embargo, pasados los 30, debemos intensificarlos, si queremos que nuestra piel conserve su aspecto joven y saludable. En cada etapa, las necesidades del cutis cambian, y por ende, los cuidados y los tratamientos no son siempre los mismos.

La piel a los 30 años

Una edad en la que hay que profundizar los cuidados dermatológicos.

El proceso de renovación celular empieza a ser más lento: En este proceso natural, un grupo de células cutáneas mueren para dar paso al nacimiento de nuevas células. Este fenómeno se repite cada 28 o 30 días en una piel joven, pero a medida que pasa el tiempo, se hace cada vez más lento, ocasionado la pérdida de firmeza y elasticidad en la piel.

Aparecen las primeras arrugas, manchas, sequedad y flaccidez.

Disminuyen los niveles de colágeno y elastina: su pérdida paulatina, a partir de los 35 años hace que la piel se sienta menos radiante.

¿Qué hacer para combatir estos primeros signos?

Es importante que los cuidados comiencen antes de la tercera década y se mantengan a lo largo de toda la vida. De esta manera, es más fácil prevenir y retrasar los primeros signos de envejecimiento cutáneo.

Limpiar a diario la piel

Elegir el producto según el tipo de piel: por ejemplo, para pieles normales o mixtas optar por emulsiones limpiadoras; para pieles grasas, toallas húmedas, geles o lociones limpiadoras; y para pieles muy secas o sensibles son preferibles las cremas que contengan ingredientes suavizantes, rehidratantes o descongestivos como té verde o pepino.

Eliminar la congestión y la «fatiga»

Los tónicos descongestivos sirven para reequilibrar la piel y cerrar los poros. Estos productos son ideales para pieles normales o mixtas.

En pieles grasas, conviene aplicar una loción astringente que ayuda a reducir la producción de sebo.

Humectar profundamente

Utilizar todos los días cremas que contengan principios activos que actúan atenuando, revirtiendo y previniendo la aparición de los síntomas del envejecimiento cutáneo. Algunas de las sustancias que deben estar presente son:

Retinol: estimula la división celular de la piel, restaurándola y mejorando su condición. Además, estimula la producción de colágeno y elastina, aumentando el grosor de la piel y disminuyendo líneas.

Ácido Linoleico: actúa como antioxidante y participa en la síntesis celular.

AHAS’S: son los llamados alfahidroxiácidos, una familia que incluye el ácido glicólico, el láctico y los ácidos de la fruta. Promueven la liberación de las células muertas, a través de una suave descamación y exfoliación, mejorando así la apariencia y textura de la capa córnea. Ofrecen un efecto anti-envecejimiento inmediato sin irritar la piel.

Además de la edad, otros factores como el estrés, el sol, el tabaco, el alcohol, la alimentación y la contaminación ambiental pueden dar origen a  las primeras arrugas. Evítalos!

Cuidado del contorno de ojos

Además de la crema humectante, usar algún producto específicamente formulado para la piel sensible del área de los ojos que contenga alguno de estos activos.

  • Sustancias descongestivas como ginkgo, biloba, centella, retinol.
  • Alfa-hidroxiácidos.
  • Ácido retinoico.
  • Ácido fólico.

Nutrir a través de mascarillas

  • Antes de realizarla, se debe exfoliar la piel para que ésta se vuelva más receptiva y se logre el efecto buscado.
  • Si se tiene el cutis sensible, se recomienda una mascarilla descongestiva con activos a base de manzanilla, malva tilo, aloe vera, etc.
  • Si tu piel es grasa y con acné, es preferible utilizar mascarillas astringentes que ayuden a regular la secreción sebácea. Las de fango o arcilla combinadas con activos descongestivos dan excelentes resultados.
  • Se pueden aplicar con un pincel o directamente con los dedos y dejar actuar de 10 a 20 minutos. Luego enjuagar y colocar una crema humectante.

¿Qué tratamientos estético-médicos se recomiendan hacer?

Dependiendo del estado de la piel, luego de los 30 ya se pueden comenzar las primeras sesiones de Botox, que ayuda a eliminar las arrugas del tercio superior de la cara. También se pueden hacer: Nutrición facial completa: que consiste en infiltraciones de oligoelementos, vitaminas, minerales, ozono, factores de crecimiento plaquetarios, ácido poliláctico, así como la aplicación de la luz pulsada IPL para el fotorejuvenecimiento cutáneo y diferentes peelings con distintas profundidades según los resultados buscados.

En Clínica Riba, luego de una visita personalizada con el propio doctor, se valoran los requerimientos del/de la paciente y se hace un plan de acción, para atacar por diferentes frentes los signos de envejecimiento más urgentes.

La piel a los 40 años

Los cambios hormonales afectan la piel: El envejecimiento cutáneo en este período ocurre por la edad cronológica de la mujer.

Su capacidad de regeneración disminuye: Aunque la piel aún es firme, inicia el proceso de adelgazamiento de las fibras de colágeno y elastina, lo que ocasiona que las líneas peribucales y las patas de gallo se marquen más. De esta manera, las arrugas que sólo aparecían ante ciertas expresiones, comienzan a ser visibles todo el tiempo.

También se pierde luminosidad y la piel presenta un tono desparejo, opacidad, sequedad y aspereza.

Las arrugas y la flacidez se acentúan, alterando la apariencia del óvalo facial.

Las pigmentaciones y las manchas marrones (resultado de una mayor producción de melanina) se hacen más oscuras.

La piel se vuelve más delgada, dejando ver pequeñas venitas rojas en nuestro rostro.

Los poros también tienden a estar más dilatados a causa de la pérdida de colágeno.

En esta etapa es necesario brindar a la piel del rostro hidratación y nutrición para reforzar la producción de proteínas, atenuar la pigmentación, diminuir arrugas y generar un efecto «lift». Por eso, a los cuidados incorporados durante la década anterior, es importante sumar estos nuevos:

Cremas Anti-age:

Es el momento de complementar la crema hidratante con productos anti-edad.
Hay que usarlos por la mañana y por la noche para atacar las primeras arrugas y manchas.
Estos productos deben contener algunas de estas sustancias:

-Ácido hialurónico
-Coenzima Q10
-Pepitas de uva
-Té verde
-Vitaminas A, C y E
-Aloe vera
-Ácido glicólico

Recurrir al Retinol

Este derivado de la vitamina A estimula la producción de colágeno, aclarando líneas finas, manchas oscuras y minimizando los poros.

Revierte el funcionamiento lento de las células, de manera que la piel comienza a estar más suave y radiante.

Consulta con tu médico o esteticista para que te indique cuál es la concentración adecuada de retinol según la tolerancia de tu piel. Por ejemplo, los médicos utilizan concentraciones más altas para exfoliar la piel a niveles más profundos. Los productos cosméticos, en cambio, lo poseen en menores porcentajes.

En general, los productos a base de retinol se usan sólo dos veces a la semana.

El retinol tiene efecto fotosensitivo, es decir, hace a la piel sensible a la luz. Por eso, cuando se usa hay que evitar el sol y colocar un protector solar de factor alto.

La importancia de usar Protector solar toda la vida

Muchas mujeres de 40 años piensan que en esta etapa ya es demasiado tarde para empezar a proteger su piel del sol. Sin embargo, un estudio demostró que a esta edad hemos recibido sólo la mitad de la radiación UV que recibiremos en toda nuestra vida. A los 59 años, habremos absorbido el 74%. Por eso, el uso del protector solar debe extenderse a lo largo de toda la vida, y siempre optando por un factor de protección de alto espectro (FPS 15 como mínimo) y de acuerdo al tipo de piel.

¿Qué tratamientos estético-médicos se recomiendan hacer?

A esta edad ya se recomienda el uso del Botox, que ayuda a eliminar las arrugas del tercio superior de la cara, sobre todo suele marcarse el entrecejo y las patas de gallo. También se recomienda: Nutrición facial completa: que como explicamos antes consiste en infiltraciones de oligoelementos, vitaminas, minerales, ozono, factores de crecimiento plaquetarios, ácido poliláctico, así como la aplicación de la luz pulsada IPL para el fotorejuvenecimiento cutáneo y diferentes peelings con distintas profundidades según los resultados buscados.
Para aclarar manchas oscuras se suele combinar el uso de la luz pulsada con los peelings. En el fotorejuvenecimiento con IPL, las longitudes de onda, aplicadas a través de los pulsos de energía, son absorbidos por la melanina, lo que permite reducir la pigmentación, aclarar las manchas y las lesiones vasculares.
En general se necesita un mínimo de 4 sesiones, una cada 3 ó 4 semanas.

Para rellenar arrugas y líneas finas

Relleno de Ácido hialurónico: A través de inyecciones, se introduce en la piel el ácido hialurónico, una sustancia hipoalergéncia y muy maleable.
Se realiza una aplicación cada 8 meses ó un año, ya que ese es el tiempo en que tarda en reabsorberse el ácido hialurónico.

En nuestra próxima entrega La piel a los 50 años…



    Agenda una cita para este tratamiento


    (La visita no estará agendada hasta que te llamemos para confirmarla)




    Los datos personales facilitados voluntariamente por el usuario, a través del presente formulario serán tratados, por Clinica Riba. como responsable del tratamiento, con la finalidad de atender su solicitud de presupuesto, pedido de cita o información general, así como para remitirle información sobre productos y/o servicios de la empresa. No se cederán, ni compartirán sus datos a ninguna otra empresa, entidad o aplicación propia o ajena. Puede usted ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de sus datos, dirigiéndose a Clínica Riba , C/París 79 08029 - Barcelona. Para más información al respecto, puede consultar nuestra Política de Privacidad.

    Recibe regalos Exclusivos

    ¿Quieres recibir mensualmente descuentos,
    regalos y todas las novedades en medicina estética?

    Newsletter

    Déjanos tu email y te enviaremos noticias, promociones, sorteos, etc.

    Clínicas Riba

    Barcelona: 933 19 55 62

    Igualada: 93 803 11 22

    Girona: C/ Francesc Ciurana, 22 (entresòl) 972 42 72 86
    Central (llamada gratis): 900 730 004

    Responsabilidad Social

    Clínica Riba dona una parte de sus beneficios a la fundación Save the children.

    Tu privacidad es lo primero

    Para Clínica Riba tu seguridad empieza en nuestra web. Puedes estar tranquilo, no compartiremos los datos que nos dejes con nadie, nunca.

    Garantía de calidad

    Salserret S.L. ©2022, Aviso legal

    ® 2022 Clínica Riba