900 730 004

Llamada gratuita

Estética facial: cremas faciales de invierno.

Qué sustancias elegir según nuestra edad

El frío es uno de los peores enemigos de la dermis, genera sequedad y mayor tendencia a agrietarla. Aunque con los años los cuidados son mayores, es importante saber que la piel siempre necesita protección.


Pasos fundamentales a seguir para cuidar nuestra piel…

Hidratar la piel es clave para evitar que se reseque por acción del frío

Esto es importante porque si la piel se reseca mucho pierde su función de barrera defensora frente a los agentes externos. Además, la resequedad y el desarrollo de grietas contribuyen a acelerar el proceso de envejecimiento.


Usar protección solar durante todo el año

Esta costumbre no es habitual porque las personas tienden a utilizar pantalla solar sólo en verano. Pero es sabido que la piel debe protegerse del sol durante todo el año porque si bien es cierto que en el verano hay mayor radiación solar, no podemos  olvidar que también está presente en el invierno. El protector solar debe usarse todos los días aunque esté nublado. A largo plazo, con esta conducta, se evitan arrugas y enfermedades cutáneas.

Dieta equilibrada y alta en antioxidantes

Es importante consumir proteínas, hidratos de carbono, fibras, frutas y verduras. El aceite, las semillas, almendras, cítricos y el té verde mantienen la elasticidad de la piel.

Proteger los labios y las manos

La crema hay que aplicarla en todo el cuerpo y también es importante proteger los labios y las manos. Para esto, puede aplicarse un protector en los labios y unos guantes en las manos para evitar el enfriamiento y daño.

Recurrir a los procedimientos dermatológicos

El invierno es el mejor momento del año para realizarse procedimientos cosméticos como peelings y tratamientos con láser que tienden a evitarse en el verano debido al sol excesivo.

Cuidarse en la ducha

Se recomienda no permanecer más de diez minutos bajo el agua caliente y aplicar una crema humectante (tanto en el cuerpo como en la cara) luego del baño para evitar la deshidratación.

¿Cómo elegir la crema según la edad?

De 20 a 30 años

A esta edad la piel no está foto envejecida dado que el proceso de foto envejecimiento comienza a partir de los 25 años. Por tanto, lo más importante en esta etapa es mantener la higiene diaria y un buena hidratación.

Si la piel es seca conviene utilizar una crema hidratante con vitaminas A, B, B2, C y E.

Si la piel es grasa, debe hidratarse con una crema para pieles grasas. Si se tienen granitos se recomienda no tocarlos puesto que esta costumbre empeora el estado, lo ideal es consultar a un especialista y seguir las pautas indicadas.

La piel mixta, requiere productos con ácidos alfa hidroxilos (AHAs) que renuevan e iluminan la piel.

En una piel normal suelen aparecer manchas por lo que se recomienda seleccionar cremas con activos despigmentantes como el retinol.

De 30 a 40 años

A esta edad conviene desarrollar un mejor cuidado para tener una buena piel en el futuro. Durante este período es probable que aparezcan las primeras líneas de expresión como resultado de los movimientos gestuales.

Si la piel es seca conviene elegir una crema preventiva con vitaminas y ácido hialurónico que permite una mayor hidratación de la piel. El ácido retinoico, AHAs, glicólico, mandélico, vitamina C y fólico garantizan una buena hidratación y cuidado.

Si la piel es grasa, se puede utilizar una crema preventiva para arrugas en forma de loción. En invierno es la estación ideal para realizar peelings y sesiones de microdermoabrasión que trabajan las secuelas del acné, manchas y poros dilatados y son muy beneficiosos en este tipo de piel.

La piel mixta, requiere de una crema preventiva en forma de loción que contenga vitamina A, C, ácido hialurónico y retinoico.

En pieles normales, es conveniente elegir una crema preventiva de arrugas con vitaminas, colágeno, ácido hialurónico, ácido fólico y creatina.
Además, es conveniente realizarse una limpieza profunda y nutrición cada diez días y algún tratamiento complementario como radiofrecuencia para evitar el envejecimiento.

A partir de esta década la NFC (Nutrición Facial Completa) con factores de crecimiento plaquetario es una excelente opción a realizar cada 4 ó 6 meses con resultados visibles desde el día siguiente.

De 40 a 50 años

A partir de los 40 años la piel empieza a perder elasticidad y uniformidad. Por eso, es importante realizar cuidados de día y de noche. Se aconseja limpiar la piel con una crema exfoliante suave que acelere el proceso de renovación celular, una vez a la semana.

En caso de piel seca, la crema debe ser anti arrugas y contener sustancias como retinol, ácido hialurónico y serum. Durante el día se debe limpiar el rostro con una crema de limpieza y tónico hidratante. Luego, aplicarse una crema hidratante anti edad con anti radicales libres y durante la noche utilizar una nocturna, en especial para la zona del contorno de ojos, que suele ser la más afectada.

Si la piel es grasa, lo recomendable es realizarse peelings cada quince días y usar lociones o cremas para este tipo de piel que contengan anti radicales, ácido hialurónico, retinol y vitaminas.

Si la piel es mixta, los componentes deben contener vitamina A, C, retinol, ácido hialurónico. También alfahidroxiácidos y ácido glicólico. Las cremas deben ser anti arrugas.

En caso de piel normal, la crema de día debe contener anti radicales libres, vitaminas, retinol, colágeno y ácido hialurónico. Por la noche se recomienda aplicar una crema de contorno de ojos con propiedades anti arrugas y ácido glicólico.

Aquí y a partir de los 50 años se puede añadir el rejuvenecimiento IPL cada mes durante el invierno para optimizar resultados de cremas y tratamientos de cabina.

De 50 en adelante

A medida que pasan los años, el colágeno y la elastina que mantienen firme la piel se debilitan. La gravedad del problema depende de factores como la exposición solar, el hábito de fumar y la herencia familiar.

Durante este período la piel se deshidrata y suelen aparecer manchas y pecas en respuesta a los cambios hormonales propios de la menopausia.

En caso de piel seca, las cremas antiarrugas son beneficiosas pero no ayudan mucho en arrugas y líneas de expresión más profundas. Las sustancias elegidas deben contener ácido retinoico, alfahidroxiácidos, glicólico, coenzima Q10 y vitamina C para atenuar manchas y mejorar la luminosidad de la piel.

Si la piel es grasa, las sustancias deben ser igual que en el caso de piel seca pero es necesario realizarse peelings periódicamente.

Las pieles mixtas, requieren el mismo procedimiento que en el caso anterior.

En caso de piel normal, también se seleccionan los mismos componentes que en la piel seca y mixta. Además, es necesario continuar con el uso de crema de día y de noche para obtener mejores resultados.

El invierno es la estación idónea para peelings, fotorejuvenecimientos y tratamientos que descamen la piel a fin de conseguir una dermis renovada y protegida.

En Clínica Riba te ofrecemos una gama de tratamientos para tu tipo de piel, sólo tienes que pedir una cita informativa gratuita y comenzar a recupera el tono perdido tras el verano. Te esperamos!

 

 

 

No hay comentarios





Agenda una cita para este tratamiento


(La visita no estará agendada hasta que te llamemos para confirmarla)

Los datos personales facilitados voluntariamente por el usuario, a través del presente formulario serán tratados, por Clinica Riba. como responsable del tratamiento, con la finalidad de atender su solicitud de presupuesto, pedido de cita o información general, así como para remitirle información sobre productos y/o servicios de la empresa. No se cederán, ni compartirán sus datos a ninguna otra empresa, entidad o aplicación propia o ajena. Puede usted ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de sus datos, dirigiéndose a Clínica Riba , C/París 79 08029 – Barcelona. Para más información al respecto, puede consultar nuestra Política de Privacidad.

    Entradas recientes

    Comentarios recientes

    Categorías

Clínica Riba S.L. ©2019,

Aviso legal